fbpx

La motivación, una inversión con ROI

La motivación, una inversión con ROI | JUJU apuesta financiera

La motivación es una apuesta financieramente inteligente, porque funciona de manera efectiva, para impactar los negocios en el cumplimiento de resultados y a las personas en el máximo desarrollo de su potencial.

Éste, es un nuevo aspecto que compone la cultura organizacional y beneficia las empresas en los siguientes tres aspectos:

Motivar favorece el desempeño de las personas, logrando:

  • 22% colaboradores más rentables
  • 21% colaboradores más productivos

Motivar beneficia la gestión empresarial de las personas, generando experiencias positivas en los usuarios, que mejoran la imagen de marca, obteniendo:

  • 10% mejores calificaciones de clientes
  • 41% menos defectos en calidad de servicio

Motivar aumenta el engagement de las personas, fortaleciendo la cultura y clima organizacional, valores corporativos y el sentido de pertenencia por el negocio, consiguiendo:

  • 25% menos rotación laboral en puestos de alta rotación histórica
  • 66% menos rotación laboral en puestos de baja rotación histórica
  • 37% menos ausentismo

*Cifras: Estudio de Gallup – Análisis de más 1.4 millones de empleados de diferentes países y sectores

Las personas motivadas asertivamente logran resultados sobresalientes y esto se reflejará en el cumplimiento de indicadores de productividad, servicio al cliente y clima laboral en el negocio.

Por lo anterior, la motivación se convierte en una estrategia bien pensada, en la que se debe invertir a diario, para obtener ganancias extraordinarias.

La ciencia de la motivación

La motivación es un proceso psicológico, que genera el propósito de hacer o dejar de hacer algo.

Ésta, actúa como una fuerza interna que moviliza hacia la satisfacción de una necesidad.

En un contexto empresarial, moviliza a los individuos al cumplimiento de una meta personal y organizacional, pero no responde a premios y/o castigos, sino a un impulso interno, al deseo de autorrealización, afiliación y reconocimiento.

 Por esta razón, en la actualidad, para las personas se vuelve necesario encontrar estímulos poderosos para permanecer en su lugar de trabajo, porque retenerlos va más allá de una aspiración salarial o de un llamado de atención.

 Hoy en día,  dichos estímulos deben estar ligados a los deseos personales de los colaboradores, en relación a su conocimiento y crecimiento personal.

¿Cómo funciona la motivación?

La motivación funciona de dos maneras, extrínseca e intrínsecamente, es decir, generada por factores externos, asociados a la expectativa de conseguir algo, e internos, asociados a la satisfacción de necesidades psicológicas.

Motivación extrínseca

Es generada por factores externos. Este tipo de motivación incentiva el deseo de obtener buenos resultados y evitar consecuencias negativas en el desempeño.

Funciona bien para incentivar aquello que requiere cumplimientos concretos, inmediatos o de corto plazo, con premios, recompensas e incentivos.

Motivación intrínseca

Es generada por factores internos, donde prima el deseo de satisfacer una necesidad psicológica, como crecer, pertenecer  o autorrealizarse, es decir, aquello que está ligado al ser y al ideal de ser mejor, sin necesidad de obtener un beneficio a cambio.

Este tipo de motivación estimula hacia el logro de metas medibles y no medibles, sostenibles en el tiempo, que dependen del esfuerzo, creatividad, capacidad de resolución de problemas.

Este es un aliciente para tareas que requieren creatividad, ingenio y servicio, por lo que resultada adecuada para objetivos a largo plazo.

 

La motivación, una inversión con ROI

La evolución del tiempo, ha modificado los gustos e intereses de las personas, dando prioridad e importancia a la satisfacción de sus necesidades psicológicas.

De manera que motivar a las personas con aspectos intrínsecos, que incrementen su conocimiento, sus desafíos, retos personales y profesionales, será una ganancia prolongada, que se verá reflejada en el éxito y prosperidad del negocio.

Según lo anterior, en los negocios, las inversiones no solo deben estar enfocadas en la maquinaria, procesos, infraestructura y tecnología, sino también en el recurso humano, debido a que son las personas y sus capacidades las que se encargan de dar valor y rentabilidad a todo aquello que compone la empresa.

Tener empleados motivados asertivamente, es la manera segura de lograr resultados sobresalientes, tanto en las personas como en la organización.

Por esta razón, en Juju creemos en el valor de las personas y en todo lo que la empresa puede aportarle a su crecimiento profesional y personal.

Es así como nuestras soluciones satisfacen las necesidades psicológicas de tus colaboradores, a través de la motivación, el reconocimiento y regalos corporativos, siendo además fáciles de implementar.

En estos enlaces puedes ampliar esta información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *